Cómo hacer clotted cream casera para acompañar los scones

como-hacer-clotted-cream-casera

La clotted cream es una nata cremosa y densa típica de los condados ingleses de Devon y Cornwall. Para describirla, a menudo se dice que parece una nata muy mantecosa o una mantequilla muy cremosa: lo cierto es que no es como ninguna de las dos, sino que tiene su textura propia. Típicamente acompaña a los scones, esos deliciosos bollitos indispensables en un té británico que se sirven tibios, se abren a la mitad y se untan con esta delicada crema y con mermelada. ¡Una delicia que vale la pena probar!

Hoy en día se vende en pequeñas tarrinas que son fáciles de conseguir en las islas británicas —la marca comercial más conocida, Rodda’s, está en muchos supermercados—, pero fuera de ellas puede ser muy difícil, si no imposible, encontrarla. De modo que, para quien quiera probarla pero no tenga previsto viajar al Reino Unido, vamos a recuperar la receta de las abuelas e intentar reproducirla.

Scones recién hechos

Cómo se hace la clotted cream casera

En otros tiempos, la crema se elaboraba tradicionalmente en una olla llena de nata de leche recién ordeñada que se dejaba reposar hasta un día completo, dependiendo de la época del año y la temperatura ambiente. Después se calentaba a fuego muy lento durante varias horas, hasta que se formaba la preciada costra dorada en la superficie y la nata llegaba al punto perfecto. La costumbre de prepararla en casa se ha perdido hoy en día y todo el mundo la compra ya hecha.

Clotted cream

Buscando en internet hemos dado con un método muy sencillo para hacerla en casa, que se inspira en la preparación tradicional pero utiliza el entorno más controlado del horno. Tendrás que prepararla con un par de días de antelación, eso sí, porque requiere doce horas en el horno a muy baja temperatura y ocho horas más en la nevera. A cambio de eso, solo hace falta un ingrediente —un litro de nata para montar de buena calidad… mira la nota sobre las marcas al final de la receta— y no da nada de trabajo: se hace sola.

Cómo se hace la clotted cream casera

Por qué no podemos vivir sin clotted cream

Hace tiempo, antes de que nacieran los niños, vivimos durante dos años en Plymouth, que está en el condado inglés de Devon pero justo en la frontera con Cornwall, donde desemboca el río Tamar. Algunos de los mejores recuerdos que guardamos de esa época son las excursiones por senderos de la costa que terminaban en playas prístinas y pequeños puertitos pesqueros, o a casas señoriales como la maravillosa Saltram —donde se rodó Sentido y sensibilidad justo por esa época—, o por los páramos de Dartmoor, entre brezos y colinas de piedra. Indefectiblemente esas rutas terminaban en algún rinconcito del puerto o en el salón de té de la mansión, reponiendo fuerzas con un apetecible cream tea: té, scones, clotted cream y mermelada.

Es uno de esos sabores que se quedan contigo. No solamente nos pasa a nosotros; familiares y amigos nos han comentado que no se han olvidado de los scones con clotted cream y mermelada que probamos en aquel fin de semana en Devon o en tal ocasión en Londres. Alguna vez los hemos convidado a un té British preparado por nosotros para recordar esos momentos y la verdad es que es una gozada ver cómo disfruta la gente con estas delicias que no se encuentran en ningún sitio si no se hacen en casa.

Recuerda que haciendo clic aquí tienes la receta de los scones y que es una de las más fáciles que hay. Apenas te aprendas los tres trucos que tiene, podrás elaborar esta exquisita especialidad cada vez que quieras hacer una merienda especial y con muy poco trabajo.

Clotted cream casera

…y para fans de la clotted cream y lo vintage:

Prometido, en seguida llegamos a la receta. Pero déjanos compartir primero contigo una cosa que nos ha hecho mucha gracia. Esta es la receta original en inglés (le sigue traducción) según el recetario del condado de Cornualles Cornish recipes ancient and modern (1930) publicada en el estupendo vídeo de Sarah y Andrew en Youtube: Using a 1930 recipe to make traditional, real Cornish clotted cream.

“Use new milk and strain at once, as soon as milked, into shallow pans. Let it stand for 24 hours in winter and 12 hours in summer. Then put the pan on the stove, or, better still, into a steamer containing water, and let it slowly heat until the cream begins to show a raised ring round the edge. When sufficiently cooked place in a cool dairy and leave for 12 or 24 hours. Great take must be taken in moving the pans, so that the cream is not broken, both in putting on the fire and taking off. When required skim off the cream in layers into a glass dish for the table, taking care to have a good “crust” on the top. Clotted cream is best done over a stick fire”.

“Use leche reciente y cuélela inmediatamente, recién ordeñada, en una olla baja. Deje que repose 24 horas en invierno y 12 en verano. Coloque entonces sobre el fuego de la cocina o, mejor aún, en una olla de vapor de agua [al baño María], y caliente a fuego lento hasta que la nata empiece a formar una circunferencia elevada en los bordes. Cuando haya cocido lo suficiente, coloque en una lechería fresca para que repose durante 12 o 24 horas. Hay que tener mucho cuidado al mover la olla para que no se rompa la nata, tanto cuando se pone al fuego como cuando se retira. Cuando sea el momento, saque la nata con una espumadera y coloque en capas sobre un plato de cristal para llevar a la mesa, asegurándose de dejar una buena “corteza” por encima. La clotted cream se hace mejor sobre un fuego de palos”.

Sobra decir que esta receta deja algunas incógnitas sin resolver, como cuánto tiempo es haber “cocido lo suficiente” (aquí me hace falta un emoticono o dos), o a qué se refiere exactamente con lo del fuego de palos. Pero no se lo tenemos en cuenta. Tiene el encanto de lo antiguo y lo pastoril. Supongo que tenías que ponerte a hacer la clotted cream a las seis de la mañana, después de haber ordeñado a la vaca y organizado el fuego. ¡Y nosotros que nos quejábamos de que eran muchas horas de horno! Verdaderamente, somos unos desagradecidos.

Clotted cream

4.60 de 5 votos
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 12 h
Enfriado 8 h
Plato Meriendas
Cocina Británica
Raciones 300 ml

Ajusta las cantidades de los ingredientes usando los botones:

Ingredientes
  

  • 1 litro nata para montar de buena calidad y alto contenido en grasa (mínimo 35%) (ver nota sobre la nata en las preguntas del final)

Elaboración paso a paso
 

  • Agita la nata y vierte sobre una fuente de horno de unos 30x20 cm (o la que tengas).
  • Coloca en el horno y programa 12 horas a 80 ºC. La nata irá espesando en la superficie y adquiriendo la costra dorada característica de la clotted cream. Debajo quedará un suero de nata más ligero.
  • Pasado este tiempo, saca del horno y deja enfriar. Mete en la nevera durante 8 horas por lo menos.
    Elaboración de clotted cream
  • Hunde una espumadera en la fuente, de abajo arriba, para retirar la parte más solida de la nata. Pasa la clotted cream a un plato hondo y deja el suero en la fuente.
    Elaboración de clotted cream
  • Es recomendable servir el mismo día, con la corteza dorada visible. Si la vas a guardar en la nevera, procura añadirle un poco del suero que guardaste, para evitar que se reseque y se solidifique demasiado rápido.
Keyword Afternoon tea, Clotted cream, Scones
¿Te ha gustado esta receta?¡Cuéntanos qué te parece!
¿Qué nata es mejor para esta receta?

Nata para montar. Te recomendamos que no uses la de Mercadona. La hemos utilizado y no ha quedado bien; la crema no se separa bien del suero. Esta nata, curiosamente, también nos da problemas a la hora de preparar panna cotta. Sin embargo, para otros postres nos ha ido bien.
La mejor clotted cream que hemos hecho ha sido con la nata Pascual «para montar y cocinar» con un 35 % de materia grasa (nosotros la hemos encontrado en el supermercado de El Corte Inglés). También nos ha quedado muy bien con Puleva, de nuevo 35 %. Y la de La Asturiana (con el mismo porcentaje) no va mal tampoco.

¿Cuánto tiempo se conserva en la nevera?

Varios días (nosotros la mantenemos hasta una semana).

Me ha quedado una capa de crema muy fina debajo de la costra dorada. ¿Qué ha pasado?

Dependiendo de la nata que uses y de la fiabilidad de tu horno, es posible que no obtengas mucha cantidad de clotted cream. Simplemente sigue las instrucciones para separar la que hayas obtenido; aunque no te quede suficiente para guardar, sí tendrás bastante para acompañar tus scones. Recuerda que esta crema es muy densa y se sirve en cantidades pequeñas.

¿Qué hago con el suero que queda en la bandeja?

Utilízalo en lugar de la leche para repostería, o para cocinar como nata ligera.

Scones con clotted cream y mermelada de frambuesa

Consulta aquí la receta de los scones.

Para otras especialidades británicas: prueba el delicioso kedgeree, el porridge o nuestra receta del lemon curd. Y si quieres seguir experimentando con los lácteos, ¿sabías que puedes hacer yogur casero en tu horno? Aquí tienes la receta.

Nota: este post ha sido redactado de nuevo en septiembre de 2021, para incluir más información, referencias, foto y vídeo, así como la elaboración tradicional sacada de un recetario de los años 30.

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest

8 comentarios en «Cómo hacer clotted cream casera para acompañar los scones»

  1. 4 stars
    Muy buena receta e investigación!!
    No tuve ocasión de probar clotted cream, pero me encantaría!! Por otro lado, intuyo que con la frase «stick fire» se refiere a fuego de leña y no de carbón, vaya a saber uno por qué razón (en 1930 muchas cosas eran diferentes a las de ahora, incluso leña y carbón!)
    Gracias por la receta y la reseña!!

    Responder
    • Carla, yo también creo que «stick fire» se refiere a un fuego de leña, pero es un término de lo más peculiar; normalmente se diría «wood fire». Y después de todo, ¡hace ya casi un siglo desde los años 30!
      Muchas gracias por leernos y por tu comentario; nos alegra el día.

      Responder

Deja un comentario

Tu valoración




¡Suscríbete!
Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: suscripción a Newsletter informativa.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos escribiendo a info@hornodevapor.com
Al hacer click, manifiestas tu conformidad a que la información que nos facilitas sea procesada de acuerdo con nuestra política de privacidad y la de nuestro gestor de correo MailerLite.
Buscar