Muffins de durazno y mango

Muffins de durazno y mango

Estas vacaciones no hemos parado de hacer muffins. Hemos dado a probar diferentes recetas y esta ha sido aclamada como la mejor, tanto en su versión durazno y mango como en la de arándano.

Croissants de almendra

Croissants de almendra

Un bocado de este croissant te trasladará a las pâtisseries de París. Ligero, crujiente y exquisito, pero sobre todo, muy sencillo de hacer, porque hacemos un poquito de trampa… nada que no hagan los parisinos, ya verás.

Bizcocho cuatro cuartos (pound cake): todo un clásico

Bizcocho cuatro cuartos (pound cake): todo un clásico

El bizcocho cuatro cuartos, o pound cake, lleva solo cuatro ingredientes esenciales. Una de las mejores recetas de la repostería clásica, sencilla, fácil, elegante y exquisita.

¿Cuál es el mejor programa de horno para bizcochos?

¿Cuál es el mejor programa de horno para bizcochos?

¿Sabes cuando la receta te dice “hornea a 180 ºC”… y nada más? ¿Cómo eliges si poner calor abajo, turbo, arriba y abajo, vapor? Venimos a tu rescate.

Scones ligeros como una pluma para acompañar el té

Scones ligeros como una pluma para acompañar el té

Trasládate a las novelas inglesas de los años treinta preparando un afternoon tea con scones. ¡Te sorprenderá qué fáciles son de hacer!

Cómo hacer clotted cream casera para acompañar los scones

Cómo hacer clotted cream casera para acompañar los scones

No hay nada más British que la clotted cream con los scones a la hora del té. Conseguirla es misión imposible… pero hacerla es muy fácil.

Tarta japonesa de queso “como una nube”

Tarta japonesa de queso “como una nube”

Una tarta delicada y sutil con una esponjosidad que no encontrarás en ninguna otra. Perfecta para acompañar una taza de té.

Crema de limón (lemon curd)

Crema de limón (lemon curd)

Una crema sedosa con todo el sabor del limón, perfecta para rellenar tartaletas y bizcochos o untar tostadas.

Flan de leche condensada de La Graciosa

Flan de leche condensada de La Graciosa

Este flan se hace en un momento y le gusta a todo el mundo. Tiene el sabor irresistible de la leche condensada y el limón, y esa textura sedosa que hace difícil no repetir.

Crème brûlée a la lavanda

Crème brûlée a la lavanda

Esta crema es el colmo del buen gusto y la simplicidad, con su dorada capa de caramelo crujiente y una sencilla flor azul sobre él. Los sabores delicados de la vainilla y la lavanda se complementan perfectamente.