Scones ligeros como una pluma para acompañar el té

Afternoon tea con scones

Los scones ligeros como una pluma para acompañar el té de la tarde son el sueño de todo anglófilo que se precie. Nos trasladan a paisajes vividos o imaginados a través de la literatura: la biblioteca de Manderley, el césped bajo el castaño, donde se sirve el té sobre un mantel níveo cada día… El scone es un híbrido entre bollo, galleta de mantequilla y tortita. Tiene las ventajas de la simplicidad: pocos ingredientes, una elaboración fácil y rápida y un resultado maravillosamente ligero y delicioso. Trasladando el concepto a la gastronomía mediterránea, de la misma forma que hay pocos bocados tan perfectos como una rebanada de buen pan con un hilo de aceite de oliva virgen extra y un trozo de tomate maduro, igualmente hay pocas cosas que puedan competir con un scone bien hecho que acaba de salir del horno, partido a la mitad cuando aún está calentito y guarnecido con mantequilla (¡o mejor aún, con clotted cream!) y mermelada de frambuesa.

Scones con mantequilla y mermelada

Estrellas del Afternoon tea y del cream tea

El tradicional afternoon tea es perfecto marcar para ocasiones especiales, días festivos y tardes perezosas. El despliegue completo puede incluir sándwiches delgados y ligeros; algún bizcocho o tarta; minúsculas tartaletas, dulces o macarons; pero sobre todo, siempre, debe incluir scones.

Se cree que los scones se originaron en Escocia. En la actualidad son habituales en los cuatro países del Reino Unido por igual y también en otros como Estados Unidos, Australia o Sudáfrica. En los condados ingleses de Devon y Cornwall es tradición el llamado cream tea, que consiste en una merienda de scones servidos con una nata muy espesa llamada clotted cream, y una mermelada de frutos rojos. Es muy difícil conseguir clotted cream en España, pero muy fácil hacerla en casa… solo necesitas una buena nata, un horno y paciencia. La receta la tienes aquí.

Siéntete en un hotel de Londres o en una casa señorial

Si te encanta viajar a Londres o a cualquier otro rincón de las islas británicas, es muy probable que te pirres por los scones y que te falte tiempo para pedirlos cuando estás allí. ¡Pero no hace falta que esperes meses o años para comerlos! Hacerlos en casa no es nada difícil y, si sigues todas las indicaciones que te damos, obtendrás un resultado absolutamente genuino. Saca la tetera y tus mejores tazas y comprobarás que podrías estar en Fortnum & Mason, haciendo tiempo entre una mañana de compras y un musical…

Afternoon tea con rosas
Afternoon tea con scones, la merienda perfecta para una tarde de primavera… de verano… de invierno… 🙂

Hemos probado varias recetas y la que más nos ha gustado ha sido la de Mary Berry, una escritora gastronómica inglesa que es una auténtica gran dama de la cocina. Elegante, sencilla, cercana, a sus 86 años sigue haciendo unos programas fuera de serie gracias a su enorme capacidad de comunicación. Pulsa aquí para ver el vídeo de su visita a Powderham Castle, en Devon; a partir del minuto 9 nos enseñan la cocina del castillo, construida en 1390 y mantenida desde entonces con todo lujo de detalles. El conde de Devon muestra una foto de su abuela supervisando el horneado de los scones después de la guerra, cuando abrieron la casa a visitantes y dispusieron un salón de té para ellos. A continuación Mary hace sus famosos scones, ayudada por los niños de la casa. Fíjate con qué delicadeza maneja la masa y qué poco tiempo se tarda en el proceso.

Los trucos que necesitas para conseguir scones perfectos

Estos son los trucos que deberás tener en cuenta para que tus scones salgan perfectos:

  • Usa preferentemente harina de esponja o de bizcocho, que tiene levadura química incorporada, o añade levadura adicional según la receta.
  • Mezcla lo mínimo, con las puntas de los dedos, y amasa poco. Resiste la tentación de trabajar la masa hasta que esté perfectamente homogénea… quedarían duros y chiclosos. Trabaja con las puntas de los dedos, no con la palma de la mano, para que la mantequilla no se derrita.
  • Estira muy suavemente con un rodillo hasta que la masa alcance una altura de al menos 2,5 centímetros. No es recomendable hacerla más fina: la altura es un atributo esencial del scone.
  • Corta con un cortapastas liso o estriado de unos 6 cm, intentando no girarlo dentro de la masa. Si el scone se te queda enganchado dentro del cortapastas y tienes que empujarlo para que salga, hazlo con suavidad: ten en cuenta que por el lado que empujes con los dedos no subirá tanto, sino que se inclinará al hornearse.
  • Con la masa que te sobre después de cortar los scones puedes formar una segunda bola, manejándola tan poco como te sea posible. Incluso así, subirán un poco menos que los de la primera tanda.
  • La masa gana al refrigerarse, así que, si te cuadra mejor, harás bien en dejarla descansar un rato en la nevera antes de cortar o bien cuando los scones ya estén formados.

No te dejes intimidar por el número de consejos que te damos: los scones son fáciles, llevan poco trabajo y son de las meriendas más resultonas que hay.

Scones

5 de 1 voto
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 12 min
Plato Meriendas
Cocina Británica

Ajusta las cantidades de los ingredientes usando los botones:

Ingredientes
  

  • 450 gr harina para bizcocho o "flor"
  • 2 cucharaditas levadura química (tipo Royal)
  • 50 gr azúcar
  • Una pizca de sal
  • 100 gr mantequilla, mejor a temperatura ambiente
  • 2 huevos tamaño L
  • Leche entera: la suficiente para que, añadida a los huevos, tenga un volumen de 300 ml
  • Un puñado de pasas (opcional)

Elaboración paso a paso
 

  • Pesa en un cuenco la harina, la levadura, el azúcar y la sal. Añade la mantequilla cortada en trocitos y mezcla con las puntas de los dedos, deshaciendo los trozos de mantequilla hasta obtener una textura como de arena gruesa. No uses las palmas de las manos.
  • Bate los huevos, añade la leche, mezcla y reserva un poco para pincelar al final. Vierte el resto sobre la mezcla de harina y mantequilla.
  • Remueve con un cuchillo de mesa hasta que la masa esté más o menos formada. Vuélcala sobre el poyo enharinado y dóblala sobre sí misma un par de veces, hasta que esté razonablemente homogénea. Es muy importante que no la trabajes más de lo necesario.
  • Si le vas a poner pasas, ahora es el momento de añadirlas. Mira el vídeo de Mary Berry para que veas cómo las añade: pone la mitad por un lado y la otra mitad por el otro y aprieta levemente para que entren en la masa.
  • Precalienta el horno a 200 ºC, con vapor al 25 % (Bosch intensidad 1, AEG humedad baja). Si tu horno no tiene vapor, precalienta a 200 ºC, con ventilador (turbo) si tu horno tiene esa opción.
  • Con un rodillo enharinado, estira la masa muy suavemente hasta conseguir una altura de 2,5 cm, o un poco más si los quieres muy altos. No la hagas más fina, porque los scones no subirían correctamente.
  • Usa un cortapastas para recortar los scones, apurando el espacio para sacar tantos como sea posible en la primera tanda. Húndelo con un golpe seco y levántalo sin girar. Pon los scones con cuidado sobre una bandeja de hornear, un poco separados.
  • Pincela los scones con cuidado con la mezcla de huevo y leche que reservaste.
  • Hornea 12 minutos o hasta que estén ligeramente dorados. Se sabe que están hechos porque suenan huecos cuando los golpeas por debajo, como el pan.
  • Sirve preferentemente tibios y acompañados de una mermelada roja (fresa, frambuesa…) y clotted cream, mantequilla o nata montada.
Keyword Afternoon tea, Scones
¿Te ha gustado esta receta?¡Cuéntanos qué te parece!
¿Puedo usar otro tipo de harina?

Nosotros los hemos probado también con harina de fuerza, añadiendo cinco cucharaditas de levadura en vez de dos. Es la receta de Paul Hollywood, un panadero muy reputado. También quedan muy ricos, aunque el alto contenido en gluten de la harina los hace ligeramente más densos.
Puedes usar harina simple tomando la misma precaución de subir el número de cucharaditas de levadura a cuatro o cinco.

¿Cuál es el tamaño perfecto?

El diámetro más habitual es el de 6 cm. Pero en algunos sitios, sobre todo los menos formales, se sirven scones más grandes, de 7 y hasta 8 cm de diámetro y hay quien los hace más pequeños (los que hemos hecho esta vez y ves en las fotos tienen 5 cm y los de Mary Berry parecen tener la misma medida).

Me encantan los scones con un aspecto rústico

Para conseguirlo no uses rodillo, sino aplana la masa con las manos (con cuidado de no sobarla demasiado). Te quedarán menos uniformes. Espolvorea con harina en vez de pincelar con leche y huevo.

¿Se pueden hacer con antelación?

¡Sí! Se pueden refrigerar sin problema antes de hornear, tanto si es un rato como si son varias horas.

¿Se pueden congelar?

Congela sin hornear en una bandeja y, en cuanto estén duros, guarda en una bolsa cerrada. Los puedes hornear directamente, añadiendo unos minutos al tiempo de horno, o bien descongelar antes.
Si ya los has horneado y te han sobrado unos cuantos, puedes congelarlos en una bolsa. Para descongelar, pasa por el horno a 200 ºC durante 10 minutos.

Recuerda que puedes acompañar los scones con clotted cream y que la receta la tienes aquí.

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest

2 comentarios en «Scones ligeros como una pluma para acompañar el té»

  1. 5 stars
    Los recuerdo deliciosos. Tu receta siempre me ha encantado, y me retrotrae a largas tardes de invierno en cada una de las casas en las que viviste durante los años pasados en el Reino Unido. Reconozco que cada mudanza era una excusa para visitarlos, por eso de ayudarles a montar la cocina o a pintar techos… con la esperanza de que hicieras a media tarde un buen té con scones 😉

    Responder

Deja un comentario

Tu valoración




¡Suscríbete!
Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: suscripción a Newsletter informativa.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos escribiendo a info@hornodevapor.com
Al hacer click, manifiestas tu conformidad a que la información que nos facilitas sea procesada de acuerdo con nuestra política de privacidad y la de nuestro gestor de correo MailerLite.
Buscar