Muffins de durazno y mango

Muffins de durazno y mango

Estos muffins de durazno y mango se basan en una receta todoterreno de Sally McKenney, la autora de Sally’s baking addiction. Aunque los muffins se hayan extendido por todo el mundo, en su modalidad de magdalena grande y jugosa se originaron en Estados Unidos y ya en el siglo XIX hacen su aparición en libros de recetas norteamericanos. De modo que es especialmente apropiado acudir a la receta de Sally, una repostera, bloguera y fotógrafa gastronómica de Maryland que llega con su blog a un enorme número de lectores en su país y fuera de él.

Lo mejor de esta receta no es solo que está más que probada y sale buenísima, sino también que la puedes adaptar a la fruta que esté en temporada o a la que más te guste. Está hecha con mantequilla, siguiendo el método tradicional de batirla en pomada, primero sola y después con el azúcar, y luego añadir los huevos y el yogur antes de incorporar los ingredientes secos: la harina, la levadura y el bicarbonato, la sal y la canela, bien mezclados, y finalmente la leche y la fruta.

El secreto de unos muffins esponjosos

El secreto para conseguir unos muffins ligeros y maravillosamente esponjosos es mezclar lo mínimo necesario una vez añadimos la harina. Vamos a usar una harina floja, de repostería, con bajo contenido en gluten, y queremos que este no se active, ya que la masa quedaría más densa y robusta. Míralo de esta forma: el amasado, que tan bueno es para el pan y con el que buscamos activar el gluten, es todo lo contrario de lo que queremos aquí. En vez de vapulear la masa o batirla con energía, a partir del momento en que ponemos la harina la vamos a mezclar con una espátula con el mayor de los cuidados y solo el tiempo estrictamente necesario para mezclar los ingredientes. Tanto es así, que es preferible dejar grumos antes que mezclarla demasiado.

Una merienda ideal para las tardes perezosas de verano

Si estás de vacaciones o de fin de semana y no quieres pasar mucho tiempo en la cocina, pero te apetece hacer algo festivo y delicioso para tu familia, esta es la receta perfecta. Lleva muy poco tiempo prepararla y es una merienda ideal con un vaso de leche o una limonada. Recién hechos están divinos… así que lo más probable es que los más jóvenes de la familia no dejen ni rastro, y que lo único que quede al cabo de un rato sean los aromas de la vainilla, el azúcar y la fruta flotando en tu cocina.

Muffins de durazno y mango

Muffins de durazno y mango

4 de 1 voto
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 20 min
Plato Desayuno, Merienda
Cocina Americana
Raciones 12 muffins

Ingredientes
  

  • 110 gr durazno (melocotón) pelado y picado en trozos pequeños
  • 110 gr mango pelado y picado en trozos pequeños
  • 220 gr harina normal o floja
  • 1 cucharadita levadura química (polvos de levantar)
  • 1 cucharadita bicarbonato
  • 1/2 cucharadita sal
  • 1 cucharadita canela
  • 115 gr mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 150 gr azúcar (mejor si es moreno)
  • 2 huevos L a temperatura ambiente (150 gr)
  • 1 yogur natural a temperatura ambiente (150 gr)
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • 60 ml leche a temperatura ambiente

Topping crujiente (opcional)

  • 2 cucharadas azúcar (mejor moreno)
  • 2 cucharadas nueces pecanas
  • Un toque de canela

Elaboración paso a paso
 

  • Saca los ingredientes de la nevera para que se pongan a temperatura ambiente.
  • Precalienta el horno a 220 ºC, con el 25 % de vapor si tu horno lo tiene: humedad baja en AEG, Bosch intensidad 1.
  • Prepara un molde de magdalenas con 12 cápsulas de papel. Si parecen ser más grandes que el molde, no te preocupes, con el peso de la masa caerán en su sitio.
  • Pela y pica la fruta en trozos pequeños.
  • Pesa juntos la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y la canela y bate con unas varillas para mezclar bien.
  • Bate la mantequilla durante un minuto en un robot de cocina con pala amasadora, con una batidora de varillas o a mano con un tenedor, hasta que la veas cremosa.
  • Añade el azúcar y sigue batiendo un par de minutos más.
  • Añade los huevos, el yogur y el extracto de vainilla. Bate un minuto más.
  • Vuelca los ingredientes secos (harina, etcétera) sobre los húmedos y mezcla con una espátula y la mayor suavidad hasta que estén solamente combinados. Añade la leche y combina lo mínimo. Recuerda, no importa que haya grumos.
  • Añade la fruta y termina de mezclar. No te preocupes si hay grumos.
  • Rellena las cápsulas, trabajando deprisa ya que la mezcla pierde esponjosidad si se deja reposar. Quedarán casi llenas.
  • Si vas a poner el topping crujiente, mezcla los ingredientes y espolvorea. Puedes hacerlo solo en la mitad, como hemos hecho nosotros, si prefieres variedad.
  • Mete en el horno. Hornea a 220 ºC durante 5 minutos y a 180 ºC unos 15 minutos más o hasta que un pincho insertado en el centro salga prácticamente limpio, igual que un bizcocho.
  • Saca y deja entibiar unos minutos, lo suficiente para poder sacar los muffins del molde y transferir a una rejilla para que se terminen de enfriar.
Keyword Durazno, Mango, Muffins
¿Se pueden hacer sin mantequilla?

Sí, se puede sustituir la mantequilla por aceite de oliva o girasol. Quedan muy ricos también y hay quien prefiere su sabor, aunque la mayoría de nuestros voluntarios se decantaron por el sabor de la mantequilla.
Lo bueno de los muffins hechos con aceite es que, aparte de ser más saludables, dan incluso menos trabajo, porque no es necesario batir para el cremado de la mantequilla. Si los haces así, combina el aceite, el azúcar, los huevos, el yogur y la leche de una vez y luego añade la mezcla de harina antes de mezclar con cuidado. Finalmente incorpora la fruta.

¿No es más fácil poner solo durazno, o solo mango?

¡Seguramente! Nosotros hemos puesto los dos porque nos encantan y los teníamos a mano. Pero lo bueno de los muffins es que admiten mil combinaciones. Con arándanos quedan también espectaculares… te los recomendamos cien por cien. O puedes probar manzana, pera, frutos secos, trocitos de chocolate o una combinación de dos sabores que te gusten.

¿Pueden guardarse, o congelarse?

Cuando más ricos están es del día. Pero se pueden guardar unos días en un recipiente hermético o congelar hasta tres meses.

Muffins de durazno y mango

Consulta aquí otras recetas de postres y repostería.

¡Para no perderte ninguna receta, recuerda que te puedes suscribir aquí para que te las enviemos por correo electrónico!



3 pensamientos sobre “Muffins de durazno y mango”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating