Langostinos al vapor en el horno

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest
Langostinos al vapor

¡Quién iba a decir que los langostinos iban a protagonizar una guerra intergeneracional! ¿No me crees? Pues mira este divertido vídeo de El comidista y comprueba que la manera tradicional de cocer los langostinos, bastante hechos, va dejando paso a quienes prefieren una cocción más corta (dos minutos y medio frente a cinco) para que queden más jugositos.

Es una fina línea la que separa lo vintage de lo viejuno, de acuerdo. A lo mejor es por eso que algunos ya no se dignan poner los tradicionales langostinos en su mesa para una celebración. Pero en casa, la verdad, no nos podemos resistir a ellos, fríos o calientes, con una mayonesa de aceite de oliva recién hecha.

Langostinos al vapor

Langostinos a la plancha, al horno o cocidos

Personalmente opino que los langostinos más sabrosos son los que se hacen a la plancha con escamas de sal, pero si no se cocinan al aire libre, los humos y los olores son intensos. Si como a nosotros también te gustan mucho a la plancha, te recomiendo que pruebes el método de ponerlos en una bandeja ligeramente untados de aceite de oliva y espolvoreados con sal. Después, al horno muy caliente durante cinco minutos, o diez… dependiendo de su tamaño y de cuánto de hechos te gusten. Un chorro de limón y a chuparse los dedos.

Si prefieres algo menos pringoso de comer, el método de toda la vida es hacerlos en una olla de agua hirviendo como indica Mikel en su receta, y luego pasarlos por un baño de agua helada con sal. Enfriar los langostinos tiene dos ventajas. Una es que puedes prepararlos con antelación. La otra es que son más fáciles de pelar si han pasado por el agua con hielo, ya que el cambio brusco de temperatura hace que la carne se separe del caparazón. Dicho esto, para gustos hay colores.

Cocinar langostinos en el horno de vapor

Finalmente, está el horno de vapor, que es una manera ideal de hacer el marisco. No tiene mucha ciencia: en vez de dejar su sabor en el caldo, el langostino se lo queda para sí… ergo, nos lo quedamos nosotros, los comensales. Hemos podido comprobar en este vídeo que es un método habitual en los establecimientos que venden mucho marisco, y no nos extraña. Como dice este pescadero, a menos de 100 ºC el género no se daña, sufre menos. A mí me encanta ponerlos en una bandejita unos minutos al horno y no tener que fregar ningún cacharro más.

Langostinos al vapor
Usa bandejas de acero inoxidable, que son más cómodas, pero pon los langostinos en una sola capa en el horno

Una nota importante. Los langostinos y las gambas, como otros mariscos, acumulan cadmio en sus cabezas, así que no es nada recomendable chuparlas ni hacer un caldo con ellas. Que no te dé pena tirarlas: el cadmio es tóxico para el riñón, se acumula en él y está clasificado como una sustancia cancerígena. Si quieres más información, lee estas Recomendaciones de consumo de crustáceos para reducir la exposición de cadmio, de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Los langostinos tienen un contenido relativamente alto en colesterol (200 mg por 100 gramos de carne ya pelada). Para que te hagas una idea, ese es el contenido en colesterol de un huevo de tamaño medio, así que esto no debe preocuparte en demasía si lo comes con moderación o de modo ocasional. Te beneficiarás de su alto contenido en proteínas de calidad, ácidos grasos omega-3, yodo, fósforo, selenio, calcio, magnesio, zinc y vitaminas B12 y B3.

Langostinos al vapor

Langostinos al vapor

5 de 2 votos
Tiempo de preparación 5 min
Tiempo de cocción 10 min
Plato Entrante
Cocina Internacional
Raciones 4

Ingredientes
  

  • 1 kg langostinos

Baño de hielo

  • 3 litros agua
  • 100 gr sal gorda
  • 1-2 bandejas de hielo

Elaboración paso a paso
 

  • Si los langostinos son congelados, descongela completamente, preferentemente en un colador en la nevera con un recipiente debajo para recoger el líquido.
  • Precalienta el horno a 95 ºC con 100 % vapor (Bosch intensidad 3, AEG solo vapor).
  • Lava los langostinos y colócalos en fila, en una sola capa, en una fuente de horno (lo más práctico es tener una ligera de acero inoxidable, son más fáciles de fregar).
  • Mete al horno entre 5 y 15 minutos, dependiendo del tamaño y del punto que les quieras dar.
  • Prepara el baño helado con el agua, la sal y el hielo. Saca los langostinos y sumérgelos en él durante 5 minutos. Escurre en un colador o sobre papel de cocina.
  • Sirve con una mayonesa casera usando, por ejemplo, mitad aceite de oliva virgen extra y mitad refinado. Puedes añadirle un diente de ajo, sin el germen. Si prefieres salsa rosa, mezcla con un par de cucharadas de ketchup, una de brandy o whisky y unas gotas de salsa Worcestershire.

Notas

Si no tienes horno de vapor y quieres hacer pequeñas cantidades, puedes hacerlos en un colador metálico sobre una olla de agua hirviendo, o en la vaporera de la Thermomix. Para guisar al modo tradicional, en agua hirviendo, pon 3 litros de agua en la olla con 3 cucharadas de sal gorda, unos granos de pimienta y un par de hojas de laurel. Cuando hierva, echa los langostinos y cuece durante 2 a 5 minutos, dependiendo de su tamaño y del punto que prefieras.
Keyword Langostinos, Marisco
¿Te ha gustado esta receta?¡Cuéntanos qué te parece!

Si no te quieres perder ninguna receta, suscríbete aquí y recibe cada semana ideas para tus menús.

Consulta nuestro índice de recetas aquí.

Deja un comentario

Tu valoración




¡Suscríbete!
Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: suscripción a Newsletter informativa.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos escribiendo a info@hornodevapor.com
Al hacer click, manifiestas tu conformidad a que la información que nos facilitas sea procesada de acuerdo con nuestra política de privacidad y la de nuestro gestor de correo MailerLite.
Buscar