Crème brûlée a la lavanda

Créme brulée a la lavanda

Esta crema es el colmo del buen gusto y la simplicidad, con una sencilla flor azul sobre la capa dorada y crujiente de caramelo. Los sabores delicados de la vainilla y la lavanda se complementan perfectamente. Sírvela en ocasiones especiales o porque sí, por darte el gusto.

El horno de vapor la cuece sin pasar nunca de los 100 grados y sin necesidad de usar la técnica del baño María. Es una receta muy, muy simple y extremadamente fácil. Si sigues todos los pasos como te los contamos, tienes el éxito asegurado.

Si no tienes lavanda, haz la versión clásica con vainilla y verás qué rica es también. Con la crème brûlée lo difícil es elegir sabor pero, como es tan fácil de hacer, puedes darte el lujo de ir variando.

Crème brûlée a la lavanda

No ratings yet
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 20 min
Plato Postres
Cocina Francesa
Raciones 4

Qué necesitas

  • Soplete de cocina

Ajusta las cantidades de los ingredientes usando los botones:

Ingredientes
  

  • 500 ml nata para montar
  • 1 vaina de vainilla
  • 9 flores de lavanda aptas para uso culinario
  • Un pellizco de sal
  • 5 yemas de huevo
  • 40 gr azúcar (más 20 gr para caramelizar al final)

Elaboración paso a paso
 

  • Pon la nata en un cazo a calentar hasta que empiece a hervir y retírala del fuego.
  • Corta la vaina de vainilla a la mitad longitudinalmente con un cuchillo afilado. Utiliza el cuchillo para raspar el interior de la vaina y sacar las semillas. Añádelas a la nata, junto con las vainas y cinco de las flores de lavanda (reserva las cuatro restantes para adornar). Deja infusionar mientras preparas las yemas.
  • Separa las yemas de las claras y guarda las claras para añadir a tortillas, o congela para un merengue. Bate enérgicamente las yemas, la sal y el azúcar con las varillas durante un par de minutos, hasta que tomen un color más pálido.
  • Cuela la nata, procurando que las semillitas de vainilla pasen por el tamiz… no queremos que se pierda ese fantástico sabor. Añade un cucharón de nata tibia a las yemas y bate. Esto se llama atemperar las yemas, es decir, vamos subiendo su temperatura gradualmente para que no se cuajen.
  • Ahora ya puedes incorporar el resto de la nata y terminar de mezclar, batiendo. Vierte en cuatro pequeñas cazuelitas o ramequines que tendrás preparadas sobre la bandeja de horno. Si hay burbujas sobre la superficie de la crema, dispérsalas pasando la llama del soplete de cocina por ella. ¡Magia! Desaparecen al instante.
  • Hornea con vapor 100 % (Bosch intensidad 3 / AEG vapor solo) en el segundo carril a 95 ºC durante 30 minutos o hasta que la temperatura interna de la crema alcance 77 ºC.
  • Saca del horno, deja enfriar y mete en la nevera tapadas durante al menos 4 horas, o mejor de un día para otro.
  • Un rato antes de comerlas, cubre cada una de las cremas con una cucharadita de azúcar. Da golpecitos y gira el molde para que toda la superficie de la crema quede cubierta, añadiendo azúcar si es necesario. No queremos que la llama toque la natilla, pero si pones mucha azúcar te quedará una capa de caramelo gruesa y dura. Para mí el punto perfecto es 5 gramos de azúcar por molde.
  • Carameliza con el soplete de cocina y deja enfriar de nuevo en la nevera durante al menos 10 minutos. Yo la dejo reposar una hora antes de comerla, porque me gusta que el caramelo se haya suavizado un poco.
  • Sirve adornada con una flor de lavanda.

Notas

La cantidad de azúcar que pongas para caramelizar dependerá del tipo de molde que uses. Si utilizas el clásico molde de suflé (o ramequin) como el nuestro, necesitarás una cucharadita mediada de azúcar. Si por el contrario usas moldes más bajos y anchos tipo crema catalana, será necesario hasta el doble de azúcar para cubrir toda la crema. En ese caso, ajusta la cantidad de azúcar que usas para hacer la crema a la mitad.
Esta última opción es la preferida de muchas personas que piensan que lo mejor de la crème brûlée es el caramelo y que cuanto mayor sea su superficie, mejor. No les falta razón, así que pronto nos haremos con moldes de este tipo y traeremos otras cremas al blog. Ya tenemos excusa…
Keyword Crème Brûlée
¿Te ha gustado esta receta?¡Cuéntanos qué te parece!

Si buscas más ideas para completar tu menú semanal, consulta aquí nuestro índice de recetas.

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu valoración




¡Suscríbete!
Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: suscripción a Newsletter informativa.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos escribiendo a info@hornodevapor.com
Al hacer click, manifiestas tu conformidad a que la información que nos facilitas sea procesada de acuerdo con nuestra política de privacidad y la de nuestro gestor de correo MailerLite.
Buscar