Go Back
+ servings

Tarta japonesa de queso "cotton cheesecake"

5 de 2 votos
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 1 h 40 min
Plato Meriendas, Postres
Cocina Japonesa
Raciones 8

Ajusta las cantidades de los ingredientes usando los botones:

Ingredientes
  

  • 70 gr leche entera
  • 50 gr mantequilla sin sal
  • 200 gr queso crema, tipo Philadelphia
  • 1 cucharada zumo de limón, más media cucharadita más
  • 60 gr harina
  • 20 gr maizena
  • 5 huevos
  • 130 gr azúcar
  • 1/4 cucharadita sal fina

Elaboración paso a paso
 

  • Prepara un molde alto de unos 18 cm de diámetro y 8 de alto, que no sea desmontable ya que vamos a ponerlo al baño María y no queremos que le entre agua (por ejemplo, una flanera de aluminio). Recorta un círculo de papel de hornear como base y una tira alta para recubrir el lateral por dentro, que sobresalga un par de centímetros sobre el borde del molde.
  • Precalienta el horno a 130 ºC, cocción convencional arriba y abajo, sin turbo (ventilador). Esto es muy importante.
  • Pon un cazo con agua a calentar, y cuando hierva, quítalo del fuego. Pon encima un cuenco grande con la mantequilla, el queso y la leche para que se calienten y se ablanden con el vapor del agua. Mientras esperas, separa las yemas de las claras.
  • Ahora que se ha templado, ya puedes batir la mezcla de queso con unas varillas para que no tenga grumos. Añade la harina, la maicena y una cucharada de zumo de limón y bate hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Bate las claras a punto de nieve con la sal y la media cucharadita de limón. Cuando estén prácticamente blancas, añade un tercio del azúcar. Espera un minuto hasta añadir el segundo tercio, y otro antes de poner el azúcar restante. El momento de dejar de batir es cuando el punto de las claras está entre picos suaves y picos firmes. Los picos mantienen su forma cuando levantas las varillas y se doblan sobre sí mismos (si tienes dudas, mira el minuto 6'17" del vídeo de Michael Lim). No lo batas más allá de este punto, o corres el riesgo de que la tarta suba mucho en el horno para después hundirse.
  • Vuelve a la mezcla de queso. Añade las yemas y mezcla bien. Ponle ahora un tercio de las claras batidas y mezcla con las varillas con suavidad y un movimiento circular, solo en la superficie primero y después en el fondo también.
  • Incorpora el segundo tercio del merengue. Puedes mezclar con la misma técnica de las varillas, o bien incorporar con mucha suavidad con una espátula, de abajo arriba, con la técnica tradicional para hacer mus. Repite con el último tercio de merengue.
  • Vierte sobre el molde. Coge un palito fino (como de brocheta) y húndelo en el centro. Dibuja una espiral hacia fuera para que la masa se iguale por todos lados. Luego levanta un poco el molde y déjalo caer sobre la encimera para que las burbujas de aire en su interior salgan. Gíralo y repite el golpe un par de veces.
  • Utiliza una bandeja para preparar el baño María en el horno. Mete dentro el molde y vierte agua hirviendo en la bandeja de fuera hasta que suba hasta la mitad del molde. Programa 20 minutos a 130 ºC. Abre la puerta del horno diez segundos para dejar que salga el vapor.
  • Sube la temperatura a 150 ºC y programa 30 minutos más. Aquí es donde tu tarta empezará a subir y a dorarse ligeramente.
  • Vuelve a abrir el horno completamente durante 10 segundos para dejar que el vapor salga. Cierra y programa 50 minutos a 110 ºC. Entreabre unos segundos cada 20 minutos para quitar el exceso de vapor.
  • Debe quedar hecho por dentro. Hasta que no conozcas los tiempos de tu horno, puedes pincharlo para saber si está hecho; el pincho debe salir prácticamente limpio. Si es necesario, déjalo más tiempo. La tarta no se estropeará por llevar más cocción.
  • Cuando esté, apaga el horno y déjala dentro diez minutos. Luego abre el horno y deja la puerta entreabierta media hora antes de sacar la tarta.
  • Desmolda con cuidado y guarda en la nevera hasta que la vayas a servir. Está más rica fría y de un día para otro. Puedes adornarla con azúcar glas, unas flores frescas o unas frutas rojas. También puedes pincelarla con mermelada de albaricoque templada.
  • Para cortarla, si quieres que los trozos te queden perfectos, utiliza un cuchillo afilado, caliéntalo sumergiéndolo en agua hirviendo y sécalo.
Keyword Cheesecake, Japonesa, Tarta de queso
¿Te ha gustado esta receta?¡Cuéntanos qué te parece!